Hijo de puta

Hijo de puta,
Te escribo estas lineas después de leer tus comentarios, ocultos tras un perfil anónimo de twitter. Eres un hijo de puta malnacido.

Hijo de puta,
He visto como te alegras de la muerte de Víctor Barrio, torero, sí, pero persona, ser humano, como tú y… no, qué va, como tú no, como yo. Eres un hijo de puta malnacido.

Hijo de puta,
Has tenido los santos cojones de escribir en el perfil de su mujer, viuda, que todavía no había ni enterrado a su marido. Lo has hecho con el único fin de que te leyera y te sufriera. Eres un hijo de puta malnacido.

Hijo de puta, sí tú, hijo de la gran puta,
Dices defender la vida de un toro alegrándote de la muerte de un ser humano. Si tanto te gustan los toros vete a un prado y ponte a cuatro patas como ellos. A ver cuanto tiempo duras con el culo entero. Eres un hijo de puta malnacido. Un grandísimo hijo de puta.

Hijo de puta,
No te deseo la muerte, no te la mereces. Te deseo algo peor. Que algún día sientas tanto lo que has hecho, lo que has dicho, y no puedas mirarte al espejo. Que no quieras saber nada de ti. Que te odies. Eres un cabronazo y, sí, un verdadero hijo de puta.

Hoy ha sido un torero, mañana un policía, pasado un político y siempre, siempre, desgraciadamente habrá algún hijo de puta como tú dando la puta nota y alegrándose por ello. Sois todos unos hijos de la grandísima puta y estamos hasta los cojones de vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *