The Blend

Junio. 2015. Llevaba poco tiempo ligado a la Fundación Andrés Marcio, Niños Contra la Laminopatía. Una tarde de junio recibí un mensaje de un buen amigo que, tras muchos años en España, residía en Estados Unidos.  Me decía: “Pensando en la fundación, ¿tenéis compañías que os ayuden en temas de comunicación o publicidad?” “De momento poco. Nos van echando una mano de forma puntual”, le dije. Pasados venite minutos recibí un mail presentándome a Miguel Ángel Torres y Paco Segovia. Presentándome a The Blend.

Un par de días después nos vimos en sus oficinas. Amor a primera vista. Se enamoraron de nuestra historia. Nuestros niños. Nuestra fundación. Me enamoré de su agencia. Su solidaridad. Sus proyectos.

Han pasado tres años y medio. Hemos ido de la mano de los grandes profesionales que forman The Blend. Su originalidad. Sus ideas. Su trabajo. Su profesionalidad. Su empatía. Todo ese conjunto de valores nos ha ayudado a que, hoy, una pequeña fundación suene. Que la voz, las caras, de nuestros niños llegue hasta sitios insospechados e inimaginables. Hemos ganado premios. Hemos conseguido que grandes celebridades nos den su tiempo, su trabajo, su dedicación. Hemos logrado llegar a muchos de vosotros. Todo, gracias a ese equipazo que forman en The Blend.

No es solo una nota de agradecimiento, que también, pero sí de orgullo. Orgullo de formar parte de su cartera de clientes. De formar parte, lo sabemos, de sus vidas. Nos sentimos felices de haber podido robarles un trozo de su enorme corazón. Gracias, The Blend. ¡Gracias!

Entre muchos trabajos, conocido por todos, lo habéis visto de una forma u otra, fue el video de las escaleras. Video con el que a día de hoy, seguimos presentando nuestra fundación. Video por el que nos siguen llegando felicitaciones de aquí y de allá. No es para menos. Precioso. Impactante. No deja indiferente a nadie.

Por último, mención especial a alguien con la que he hablado, hablo y hablaré casi semanalmente desde entonces. Forma parte de The Blend, creo recordar que, desde poco tiempo antes de aparecer nosotros. Alguien, Elena Ledo, con la que comparto una misma pasión: Andrés y su fundación. Andrés y el resto de niños. Alvaro, Lluis, Nico, Ekaterina… algo hizo que se cruzaran nuestras vidas y nuestros sueños. Gracias, Elena, por tu paciencia, tu constancia, tus brillantes ideas, tu… todo. ¡Gracias, por todo! Esperamos seguir recorriendo este duro, pero precioso, camino de vuestra mano por muchos años más.

Gracias, Rafael, por preguntarme aquél mes de junio. Gracias, Paco y Miguel Ángel, por eseñarnos tanto. Gracias, The Blend, por tanto y tan grande.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *