#QueTePetenCáncer

“#QueTePetenCáncer, todo junto y con tilde en la A”.

A mi sobrino, Gonzalo Perales, le diagnosticaron una de las miles de variedades de cáncer hace unos meses. Pudo haberse rendido y haberse entregado al diagnóstico. Pero no. Desde el primer momento ha sacado fuerzas, humor, energía… en definitiva, vitalidad, para ganar esta batalla. Desde el primer momento no ha bajado la guardia. Ha sacado sus mejores armas, todo el arsenal, y tiene arrinconado al cáncer en una esquina del ring. Éste, de vez en cuando lanza su izquierda y le amenaza con tirarle a la lona. Solo amenaza, no puede con Gonzalo. El Pear Power existe y, por lo visto, es eficaz.

Gonzalo ha demostrado a todo el que le sigue en sus redes sociales que tiene fuerza para rato. Que contra el cáncer no solo puedes usar medicinas, también psicología. La cabeza de Gonzalo (siempre negaré que he dicho lo que voy a decir, Gonza), la cabeza de Gonzalo, decía, está perfectamente amueblada y nos da lecciones día tras día. Ha conseguido “ligarse” a todo el personal médico de planta. Tiene una pandilla de amigos que ya la quisiera mucha gente, minuto libre que le dan en el hospital, minuto que le dedican en cuerpo y alma.

Desde los primeros días, ya en sus primeras fotos de Instagram, utilizó el hashtag #QueTePetenCáncer. Frase que han usado otros enfermos de cáncer, supongo que vecinos de planta de Gonzalo, frase que han usado amigos suyos para enviarle ánimos desde playas, aviones, y otros lugares. Frase con la que sus primas le dedican una canción vestidas con la camiseta Pear Power – #quetepetencáncer. Frase usada tantas veces.

A su tía Almu y a mi se nos ocurrió hacer unas pulseras y Gonzalo ha decidido que destinemos el dinero recaudado a la Asociación Pablo Ugarte, APU, dedicada a la investigación del cáncer infantil. Ojalá vendamos muchas, tantas que tengamos que encargar más. El cáncer infantil es la segunda causa de mortalidad infantil, solo detrás de los accidentes de tráfico. APU destina el 100% de lo recaudado a sus proyectos de investigación.

¡Si quieres colaborar, no lo dudes, compra tu pulsera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *