Adiós, tele, fue un placer.

Soy de esa generación que nació con tele en casa. La primera que recuerdo en casa era una Grundig Super Color de color gris. Era pequeña. Tendría 14 o 15 pulgadas. No sé si en aquella época se medían igual o si se le daba tanta importancia al tamaño. Era cuadrada y pesada. Tenía una columna de 7 u 8 canales de los cuales usabas los dos primeros. La primera cadena y la segunda. Siempre me pregunté para qué había tantos más. Sigue leyendo

World Down Syndrome Day

Dear DJ, dear friend, dear brother,

It was back in 1989 when we first met. I got off the car that took me to your house and first thing I saw was you and your brothers waiting for me in the front yard. 3315 was the number of your house. Your blue and beautiful house.

I have to recognize that, at first, it was hard for me to think of living Sigue leyendo

Era alta y delgada, como su madre, morena y salada.

Ayer por la mañana salí a dar una vuelta. Como todos los días. Misma hora. Mismo paseo. Misma gente. De vez en cuando aparece alguien nuevo. Ayer, precisamente, conocí a alguien. Alguien a quién nunca antes vi.

Ayer, a eso de las 9, salí a dar ese paseo. Llovía. Sigue leyendo

Goyo.

Hace unos años escribí sobre Goyo. Hacía tiempo que no le veía. Cierto es que hace tiempo no paso por su oficina. Goyo es uno de tantos que tiene su lugar de trabajo en la calle. Llueva, truene, nieve o haga un calor insoportable. Estuve hablando con él hace tres años y me contó su historia. Ayer vi que solo me contó parte. Ayer Paco Rego nos contó el resto de su historia. La historia completa. Su Historia.

No voy a escribir nada más. Leedlo. Leedle. Y mirad el video. Ese es Goyo. Goyo. El que para algunos es parte del mobiliario de Madrid y para muchos otros, su amigo Goyo. Su amigo, el del Puente de los Franceses. Goyo, cuánto me he alegrado de verte y escucharte. Mucho. Muchísimo. Pronto iré a verte. Paco, gracias por darle esa página entera en LOC El Mundo.

Goyo. Del 11-M a un semáforo bajo un puente (por Paco Rego)

Gabriel. Uno más. Otro más.

8 años.

Nació. Aprendió a respirar. Aprendió a gatear. Aprendió a andar. Aprendió a hablar. Mamá. Papá. Posiblemente, sus primeras palabras. Aprendió los colores. Las formas. Los números y las letras. Aprendió a escribir. Mamá. Papá. Posiblemente, sus primeras palabras. Sigue leyendo

Apaga la radio

Soy el segundo de cuatro hermanos. Durante muchos años, compartí habitación con el mayor de ellos. Durante algún tiempo dormimos con las camas pegadas hasta que la adolescencia hizo que las separásemos unos metros… Sigue leyendo

Feliz Navidad

Feliz Navidad

Los ángeles sí existen

 

– “¿Te puedo robar dos minutos para contarte una historia? Luego tú decides si me das más tiempo o no.”

Me lo dio. Me dio cinco más. Y diez. Incluso 20. Charlamos sobre ellos. Álvaro, Lluis, Nico, Ekaterina… Andrés… Hablamos de cómo son. Cómo podrían ser. Cómo querríamos que fueran. Pero, en definitiva, hablamos de ellos. Le mostré un par de vídeos. Los vio, solo, sentado. Sigue leyendo

20 días de vida.

Me dieron 20 días de vida. Así. Sin más. Sin menos. 20 días. No lo pensé dos veces. Salí volando hacia el aeropuerto. Sorteé colas de gente. Todos esperaban ansiosos sus vuelos. Sigue leyendo

Patria

Patria. Fernando Aramburu. Narra la vida de dos mujeres, dos familias, tras el anuncio de ETA de dejar las armas. Dos familias rotas, a una le mataron a un marido, a un padre… a otra le “mataron” a un hijo, a un hermano… dos familias… dos dramas.

Hace unos años conocí a una familia del País Vasco Sigue leyendo